viernes, 20 de marzo de 2015

KINICH AHAU Sabiduría Solar Capitulo V: El Signo De Los Nuevos Tiempos

KINICH AHAU

Sabiduría Solar

CAPITULO V

EL SIGNO DE LOS NUEVOS TIEMPOS

Por Venerable Abuela Nah Kin

Tenemos más de 16 años de recibir ininterrumpidamente el conocimiento trascendental y sagrado que emana de la conciencia maestra de Kinich Ahau, sin lugar a dudas se ha generado un cuerpo de conocimiento extraordinariamente rico en sus aportaciones, poderosamente práctico en sus aplicaciones e indiscutiblemente forma parte del acervo de conocimiento indispensable para que esta humanidad  alcance la alta frecuencia que requiere para instaurar la nueva energía planetaria.
               
Entre los magníficos regalos que la conciencia divina ha ofrecido para acelerar los procesos evolutivos, es la irradiación del signo de los nuevos tiempos, quien lleva consigo la magnífica Energía Dorada que emite el Rayo Transformador.

El signo de los Nuevos Tiempos es la llave que permite hacer manifestar el Rayo Transformador con toda su cauda de energía radiante en todas las condiciones de nuestra vida terrenal humana.

            Este signo ha sido regalado a la humanidad por los maestros estelares, conciencias inteligentes que pueblan los soles de nuestra galaxia. A través de este signo, la presencia de la energía sublime de extraordinario poder vital es atraída a la frecuencia terrestre y con ello se posibilita el advenimiento de los Nuevos Tiempos.

Los Nuevos Tiempos simbolizan la instauración del tiempo glorioso donde las cualidades divinas se han de vivir a plenitud.
 
En este Nuevo Tiempo, el amor verdadero experimentara de una manera clara en los corazones y en la vida de los seres. Este amor es la sensación nítida de que estamos formando parte intrínseca de la Totalidad, que nos permite experimentar la conciencia de unidad. El amor es la sustancia cohesora del universo y nos proporciona la sensación de sentirnos uno con el otro, de percibir que nada esta ajeno a nuestra existencia, sino que está íntimamente ligado, esa sensación nos hace vivir en un respeto con respecto a la naturaleza a los otros seres humanos y al universo entero.
     
            Cuando nuestro ser descansa en la vibración del amor, nos sentimos plenos y con ello hay un reabastecimiento continuo de la energía vital fluyendo en todo nuestro organismo  y en nuestros cuerpos de manifestación.
            La misma palabra amor será replanteada ya que en el mundo del miedo, el amor es un pretexto para manipular, chantajear y vivir relaciones de carencia o necesidad. El amor en los Nuevos Tiempos es la constante de la belleza, plenitud y luz que reina en nuestros y nos hace ser Uno con la Creación.
           
            Los Nuevos Tiempos están llenos de abundancia, por que se reconoce la condición ilimitada del ser que Dios creó a su imagen y semejanza.

            Las experiencias y las vivencias se perciben como un holístico, que enriquece todos los ámbitos de nuestra vida. La mente lúcida, clara y conectada con la inteligencia superior, estará predispuesta a proyectarse a las esferas sublimes de la creación, y con ello se instaurará un mundo de abundancia, prosperidad, bienestar y plenitud para todos los seres.

            Los Nuevos Tiempos también son asistencia perfecta de los seres de luz, dado a que les hemos abierto totalmente nuestros campos de existencia para que su magnificente irradiación nos bendiga perennemente.

            Todo esto y más es lo que significan el Nuevo Tiempo, por que estamos hablando de cualidades de vida próximas a la excelsitud del espíritu. El signo de los Nuevos Tiempos coloca ya dentro de nuestra estructura de vida actual las cualidades inherentes al Nuevo Tiempo.

            Al utilizar este signo y dibujarlo sobre nuestros hijos, pareja, familiares o cualquier persona a la cual le estemos enviando la energía radiante del Nuevo Tiempo, se llenaran automáticamente con la fuerza de la luz, del amor, de la redención, de la abundancia, de la protección, de la comunión espiritual que acompaña la irradiación megatónica de el Rayo Transformador.

            Este signo se puede colocar tanto en personas como en objetos, como por ejemplo, el coche antes de conducirlo, para que la energía del Nuevo Tiempo lo mantenga protegido, irradiado, en perfectas condiciones, así como también en las medicinas, para elevar su potencial curativo y maximizar la calidad de sus componentes o sobre las maletas al viajar, para que lleguen con bien a su destino, etcétera. Como podemos ver, la utilización del signo es ilimitada y solo nuestro amor y devoción a su uso nos indicara las infinitas posibilidades donde se puede aplicar.

            El signo se puede utilizar colocándolo para mejorar una situación determinada, por ejemplo en el hogar para que haya mayor armonía dentro de la casa y entre los miembros de ella, en el trabajo para mejorar el ambiente laborar, para que los planes y proyectos que ahí se trabajen logren su éxito o cometido y para que las personas que ahí laboran, tengan un vinculo de armonía, belleza y ecuanimidad que impulse la productividad.

            También se puede colocar en una relación, por ejemplo, con el hijo, el esposo o el jefe, para que en cada vínculo, la armonía, la luz, la claridad del Nuevo Tiempo entre, y con ello se restaure el vínculo y se experimente la relación en un máximo nivel de bienestar, comunión espiritual y comprensión mutua.

Modo de usar el signo de los Nuevos Tiempos

            Te colocas física o mentalmente delante de la persona, objeto o situación, y trazas en el aire el signo, comenzando de abajo hacia arriba visualizando un color dorado brillantísimo a la vez que lo vas trazando.

Pon toda tu mejor intención de estar regalando la energía del Nuevo Tiempo a esa situación o persona en particular, y con ello estas activando la nueva frecuencia en ese sitio con esa persona.

            La respiración se realiza a través de la boca absorbiendo el aliento divino de Dios y compartiendo la divina irradiación con el universo, esto es así, en los vectores que suben, se absorbe el aliento divino de Dios, cuando se hace el trazo de la cabeza del signo, se contiene la respiración, y al salir en el trazo largo se exhala poderosamente.






            Al realizar la absorción, sentimos que es desde la conciencia divina del dios creador, desde donde esta proviniendo la energía dorada que imprima luz al trazo, al contener la respiración estamos activando el poder místico espiritual y al exhalar con fuerza estamos extendiendo toda esa energía radiante del Nuevo Tiempo a la creación.

El significado del símbolo

            El símbolo esta representando un espermatozoide moviéndose en el instante preciso en el que penetra la frontera del óvulo. Éste es un momento de intensa fuerza creativa que descarga rayos de vida de la misma intensidad que genera el sol. Éste es un instante vigoroso, el más poderoso de la creación, donde se ejecuta para dar cumplimiento a el circuito de la vida, que es la esencia misma del dios creador.

            Cuando trazamos el signo en el aire estamos haciendo referencia a que en ese momento, para que esa persona situación o cosa, se esta instaurando una fuerza que regenera su condición y le imprime el código de la vida eterna junto con todos los atributos que Dios Es.

            También el símbolo representa la presencia del ser humano que ha trascendido sus tres cuerpos, físico, emocional y mental, alcanza las tres puntas iniciales que han llevado la energía básica de la vida a la plenitud de la conciencia espiritual, representada por la cabeza del dibujo y esta condición la expande con convicción y claridad para el resto del universo, expresado por el trazo horizontal que simboliza también los brazos abiertos en un ser humano, el que ya está libre, abierto y liberado.



            Tiene una referencia asociativa con el signo de la eternidad egipcio, por que es también una llave que nos conecta con las cualidades eternales del espíritu, con la  modificación de que el signo de los Nuevos Tiempos, tiene el movimiento ondulatorio de la cauda, que permite el movimiento universal, base de la regeneración de toda la creación, y el trazo horizontal es ligeramente curvo, lo cual permite la sinergia creativa tal y como se mueve en la naturaleza.

Invitación

            Los maestros estelares y la conciencia viva de Kinich Ahau, te invitan a que utilices este signo, sistemáticamente en tu vida, en todo tiempo, momento y para toda circunstancia, ya que el uso repetitivo del signo, permite que tu propio mundo sea bendecido con la energía del Nuevo Tiempo, y reinen en ti, esas cualidades y a la vez contribuye a que esta energía vaya quedando instaurada en la tridimension para toda la humanidad, con el signo de los Nuevos Tiempos tienes la capacidad de realizar la bendición más poderosa, ya que no hay poder mas excelso que el derivado de la prístina pureza de la Luz de Dios.

            Cuando colocas este signo, también estas sacralizando, es decir, estas elevando a la energía sagrada a esa persona, situación o cosa, por lo tanto, el convivir ya con lo sagrado es lo que corresponde a la nueva humanidad, que ha de vivir la plenitud de su existencia, manifestando las cualidades del espíritu aquí en la Tierra.

            El compromiso de conciencia de irradiar este signo, te hace un autentico trabajador de la luz para el Nuevo Tiempo, y es a través de ti, como la poderosa presencia fotónica de la energía transformadora llega a la tierra, y se instaurara en ella. Las conciencias sublimes que moran en los reinos espirituales, requieren de la asistencia del ser humano encarnado para que se instauren los patrones divinos en el entorno de vida humana.

            Utiliza este signo, por que es un regalo de inestimable poder que se nos ha ofrecido, una dadiva preciosa de los seres estelares aliados de la evolución humana y de la ascensión planetaria.
PROCESO DE SELLADO
Para Maximizar y Estabilizar
la Energía Del Nuevo Tiempo
       
            El Maestro Kinich Ahau y el cónclave de jerarquías espirituales que lo acompañan esta ofreciendo a la humanidad una manera de anclar la energía del nuevo tiempo en su bioestructra.

            Con esta técnica de sellado se activan los códigos de manifestación que proceden del Padre Creador, del Cristo en acción (Es la energía espiritual individualizada) y de la voluntad que ejerce el humano encarnado en la tierra.

            Todo esfuerzo constructivo que emprendamos por nuestro mejoramiento personal tales como: meditación, terapias, ceremonias, purificaciones, sesiones de sanación, etc. han de finalizar con el proceso de sellado que a continuación se enseñara y así el logro alcanzado en semejantes momentos de gracia se quedaran eficazmente instaurados dentro de la retícula de nuestra tercera dimensión y así se podrá manifestar en todo tiempo y momento con total claridad.

            Cuando nosotros hacemos manifestar un propósito constructivo inherente a la energía del Nuevo Tiempo en nuestra vida, estamos abriendo poderosos vórtices de la nueva irradiación que ira penetrando con mayor claridad al resto de los seres humanos, es decir, este proceso de sellado, no solamente garantiza que el beneficio alcanzado en un momento gloriosa se perpetúe en nuestras vidas, sino que contribuye a que se anclen esos logros en los campos de vida del resto de los seres humanos.

            El código de manifestación se dice con las tres potencias que decretan la Creación, esto es:

“Que así sea, Así es, Hecho esta”

Proceso de Sellado

1ER MOVIMIENTO

            Toma una poderosa absorción de aliento divino a través de la boca a la vez que vas subiendo ambas manos con las palmas unidas hasta alcanzar la altura de la frente, ahí abrimos las manos como si fueran unas alas de mariposa que se abren hasta formar un triangulo con los dedos pulgares unidos en el entrecejo y los dedos índices unidos en la naciente del pelo.



            En ese instante con el Verbo de Creador del PADRE, decimos con total autoridad: “Que así sea”, inmediatamente después se exhala vigorosamente el aire por la boca, con la intención de emitir fuerza creadora, que desde el mundo espiritual haga manifestar lo que hemos alcanzado dentro del trabajo de luz realizado.

2º MOVIMIENTO

            Suavemente une las palmas de las manos y hazlas descender lentamente absorbiendo el aliento divino en un suspiro hondo y profundo hasta alcanzar el nivel del chakra cardíaco.

            Ahí se abren las manos para formar nuevamente un triángulo a la altura del pecho.



            Activando el uso del Verbo Crístico, en estado de conciencia despierta de que somos Hijos de Dios, expresamos con total poder:
“Así es” y se exhala sintiendo que el aliento Crístico se emite desde el chakra corazón para que se plasme en perfección todo el trabajo que hemos realizado.

            Las palmas de las manos vuelven a unirse reverentemente para continuar el proceso.

3ER MOVIMIENTO

            Absorbiendo honda y dulcemente el aliento divino, vamos descendiendo las manos a la vez que rotamos paulatinamente las puntas de las manos hacia abajo, hasta alcanzar la altura del bajo vientre.

            Las palmas de las manos se abren para formar un triángulo con el vértice hacia abajo, los dedos pulgares quedan encima del ombligo y los índices dirigidos al pubis.

           

            Llenos del poder de manifestación que nos da nuestra identidad terrena; con la certeza de que nos corresponde vivir ya en la calidad de amor, abundancia, paz, sabiduría del nuevo tiempo, aquí y ahora decimos con total convicción: “Hecho está”. Y se exhala vigorosamente el aire, sintiendo que sale del centro del triángulo del bajo vientre, con el propósito de anclar el trabajo realizado.

Este proceso de sellado se repite tres veces, para activar  el misterio de la energía trina que logra la manifestación.


Cierre del Proceso de Sellado

            Aspiramos profundo por la boca llenándonos con la poderosa energía pránica de Dios a la vez que abrimos los brazos verticalmente, reteniendo el aire moviendo la muñeca de la mano ligeramente tres veces, diciendo con el poder de nuestro ser: “En el cielo”. Inmediatamente después movemos la muñeca de la mano que está abajo, diciendo: “Y en la Tierra”. Absorbiendo poderosamente el aliento, unimos ambas manos que tienen el Mudra Crístico a la altura del plexo solar decimos con convicción: “Sellado está”


  

Mudra Crístico

Los dedos meñique y anular permanecen flexionados mientras que los dedos índice y anular se curvean ligeramente, formando un ángulo con el dedo pulgar. Este mudra utilizado por el Cristo ayuda a bendecir y a manifestar

Este movimiento se repite tres veces

         Para concluir este maravilloso proceso que nos da la certeza de que estamos haciendo manifestar los anhelos del espíritu, para nosotros y para toda la humanidad.

            El movimiento comienza uniendo ambas palmas de las manos en la parte inferior del cuerpo y a la vez de que se realiza una profunda respiración por la boca, los brazos van describiendo un círculo en el aire, simbolizando que estamos irradiando a todos los seres humanos en todas las partes del planeta Tierra, lo que hemos alcanzado; hasta unir la palma de las manos en la parte superior del cuerpo y en ese momento expresamos con intensidad: “Y para toda la Creación”



¡Y para toda la Creación!


ESTIMULACIÓN OCULAR PARA ABRIR LA VISIÓN SOLAR

            En el monumental mascaron de Kinich Ahau de Kohunlich, Quintana Roo, detectamos trazos en la órbita de los ojos. El maestro Kinich Ahau nos enseña que estos trazos representan un mensaje cifrado dejado por los Ahaukines, para enseñar la estimulación ocular y con ello abrir o reactivar aras cerebrales que permitan la apertura de conciencia, abrir la visión que te permita conectarte a las dimensiones superiores de existencia, contactar con los seres solares galácticos cósmicos y amplificar la conciencia.

            La estimulación ocular se realiza ante una fuente de luz, idealmente es aconsejable realizarla acostados de cara al sol del medio día, para que los átomos lumínicos provenientes del cuerpo solar penetren a través de los ojos cerrados y se dirijan a estimular áreas especificas en el cerebro.

            En la complicada vida moderna es difícil tener la facilidad de ver el sol de medio día, por lo que podremos realizarlas ante una fuente de luz, sea el foco de una lámpara o una vela encendida.

            Antes de comenzar la sesión, comenzamos a respirar a través de la boca en forma de suspiro profundo, exhalación lenta, la manera en la que el maestro Kinich Ahau nos ha enseñado que entramos con facilidad a la comunión espiritual. Absorbe suavemente el aliento divino de dios a través de la boca, y exhala suave y dulcemente, sintiendo que todo tu cuerpo y toda la bioenergía que te acompaña reciben la luz brillantísima de los átomos lumínicos. Con cada respiración siente que entra paz armonía claridad de conciencia.

            Ahora suavemente cierra los ojos y siente como la fuente de luz penetra a través de los parpados.




Primera posición:

            Presiona con tu dedo índice la parte inferior de los ojos, con una presión firme y suave a la vez empujando ligeramente hacia arriba. Suelta la tensión de tus brazos y permanece presionando el lóbulo ocular a la vez que respiras con el aliento en forma de suspiro, mantén la posición durante un minuto al principio y paulatinamente ve aumentando el tiempo hasta llegar a tres minutos.

            Suspira profundamente y relaja los brazos, descansa sin abrir los ojos.


Equilibración:

            Para equilibrar la estimulación cerebral y llevarla a la manifestación clara, coloca los tres dedos centrales de cada mano, en cada uno de los ovarios, para las mujeres, o la próstata para los hombres.

            Esto permite a las mujeres expandir su conciencia solar como sacerdotisas y a los hombres como sacerdotes, es decir, seres puros e inmaculados en su anclaje masculino o femenino.

Segunda posición:

            Presiona firme y suavemente la parte externa de la orbita de los ojos con el dedo índice.

            Durante el tiempo de la presión mantente relajado respirando a través de la boca y sintiendo la fuerza de la luz penetrando por tus ojos y como activa áreas que habían estado apagadas, o con poca luz en tu cerebro. Siente como ahora esta llegando la luz a esas partes y despertando tus facultades superiores de intuición, percepción y comprensión.

Equilibración:

            Coloca la palma de las manos en cada uno de los senos, si eres mujer, con los brazos cruzados, colocando el brazo izquierdo sobre el derecho. Si eres hombre, cruza tus brazos de la misma manera y toma la nuez (manzana) de la garganta. Éstos son chakras secundarios femenino y masculino que estimulan el poder creador de la bioestructura dentro de cada uno de nosotros

Tercera posición:

            Presiona con el dedo índice la parte interna del ojo y simultáneamente oprimimos el trago de ambos oídos. En esta posición la presión y la equilibración van juntos para abrir la clarividencia, la clariaudiencia y la atención concentrada.

            Mantente respirando profundo a través del suspiro y siente como se amplifica tu visión, audición y tu poder de ser el Observador

Cuarta posición:

            Presionar la parte superior de la orbita de los ojos con el dedo índice y medio, colocándolos en forma de ganchitos haciendo una firme pero dulce presión y colocando el resto de la palma de las manos en el rostro, formando una máscara que activa diferentes puntos del rostro, que producen el  efecto de elevación de conciencia hacia los planos multidimensionales y rescata con esta postura los códigos de soberanía solar que le corresponde al Hijo de Dios

Equilibración:

            Se presiona la parte superior de la ceja justo en medio, con el dedo índice y con el pulgar se forma una corona presionando el cráneo, con esta postura se estimula el área común de la visión, la audición y el lenguaje. El contacto de los dedos con la parte superior de la ceja estimulan áreas del pensamiento conciente, a su vez, los dedos que va a la nuca estimulan áreas reflejas del hipotálamo visual.

            En cada posición y punto de equilibración podemos durar como mínimo un minuto, a medida que vamos practicando la estimulación ocular, podemos ir aumentando gradualmente el tiempo de esta estimulación hasta alcanzar 3 minutos por cada posición y equilibración

            Al finalizar las cuatro posiciones, frotamos las almohadillas de las manos para producir calor, e inmediatamente las colocamos en los orificios oculares para producir un relajamiento en los nervios ópticos y armonizar la presión en las áreas del cerebro, esta secuencia se repite tres veces. Cuando las almohadillas van hacia el orificio ocular, el resto de la mano se coloca sobre el rostro como una mascarilla que estimula puntos reflejos en el rostro humano.


            Al terminar la sesión, suelta los brazos, respira muy  profundo por la boca, sintiendo que la presencia del gran disco solar está ya dentro de ti, estimulando las áreas del cerebro que sean necesarias para hacer manifestar el esplendor radiante dentro de tu ser, la claridad de conciencia y la capacidad de absorber sabiduría del universo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario