jueves, 22 de enero de 2015

EL ESPÍRITU SOLAR: en la Sabiduria Maya


EL ESPÍRITU SOLAR
FUENTE DE PODER
DE LA  SABIDURÍA MAYA

Los sabios mayas de la antigüedad desarrollaron una mística comunión con el Sol; al cual no veían sólo como un astro que ilumina el día, sino la presencia de un espíritu majestuoso que genera la vida y que a través de sus rayos dorados impregna a todo ser viviente, de cualidades trascendentales.

Al Espíritu Solar le llamaron Kinich Ahau, que en maya significa “El Sacerdote del Rostro Solar”. Corresponde al espíritu rector que mora en el Sol, es una entidad con inteligencia propia y que sostiene una altísima vibración.

Kinich Ahau es una palabra sagrada entre los mayas, la cual representa tres entidades solares: 1) al Sol Central de la galaxia, al epicentro de nuestra galaxia se le llamó Kinich Ahau, como la fuente de energía radiante que mantiene cohesionados los millones de soles de nuestra galaxia; 2) al Espíritu Solar, al Sol de nuestro sistema solar se le ofreció este nombre, y finalmente 3) al Maestra Solar, o jerarca que encarnó las cualidades del Sol aquí en la Tierra, personaje que vivió en las tierras Mayas y que se representa como un hombre-dios de gran sabiduría, de elevada estirpe y de soberana presencia. Estos tres aspectos, sin embargo, están íntimamente relacionados, porque todos nos vinculan esencialmente con el Gran Espíritu Solar.


Para el desarrollo de la consciencia y el retorno a nuestras cualidades originales, los antiguos mayas utilizaron una forma de respiración especial que comunicaba al individuo con el Gran Espíritu, y le permitía impregnarse de los dones y cualidades de la Esencia Solar: LA RESPIRACIÓN MAYA SOLAR consiste en una respiración suave a través de la boca, donde se mentaliza que estamos absorbiendo la energía dorada del Sol, y con ello, sus cualidades sublimes, al exhalar suavemente, percibimos cómo los átomos lumínicos solares impregnan la totalidad de nuestro cuerpo, llenando de energía superior cada célula. Es una respiración sistemática, rítmica, dulce y acompasada, ideal para hacerla en momentos de relajación, meditación, contemplación y cuando se anhela una consciencia abierta en comunión con lo divino.


Los sacerdotes dedicados al culto solar, se les llamó los Ahaukines; ancestral linaje de seres sublimes que se invistieron con la vibración espiritual del Sol, realizando en sí mismos, la metamorfosis alquímica de convertirse de hombres a dioses.

Hoy, rescatamos la inmemorial comunión con el Espíritu Solar, y se ha restablecido el Sacerdocio Solar de los AHAUKINES como un linaje auténtico que despierta nuestras capacidades superiores y recodifica nuestro ser en la Luz.

Kinich Ahau, como sumo sacerdote que vivió en el área maya de la antigüedad fue un jerarca que logró expandir la Sabiduría Solar a todo su pueblo y llevarlos a experimentar las múltiples dimensiones.  Ahora es considerado un Maestro Ascendido, una entidad luz que guía a esta humanidad, una consciencia despierta que irradia la Sabiduría Trascendental para que esta humanidad recupere la auténtica comunión con el regente de la vida: el Espíritu del Sol. El Maestro Solar está comprometido con la ascensión planetaria y con la instauración de los códigos de luz del Nuevo Tiempo.
El sacerdote Kinich Ahau tuvo su sede espiritual en la sagrada ciudad de Uxmal, en Yucatán, México. Uxmal significa en lengua maya “la tierra sagrada de la Luna”. Ahí se levanta majestuosa la extraordinaria pirámide de Ak-He-Nah-Tun, éste es el verdadero nombre mántrico que los mayas de la antigüedad le dieron a esta pirámide.




 Es la única pirámide en el mundo con una base elíptica, que refleja el camino de la Tierra en torno al Sol. Su función es de antena receptora de los poderosos rayos solares y galácticos; la pirámide los recibe y a través de su cuerpo los expande en forma de ondas concéntricas por toda la faz de la Tierra. En los planos sutiles, esta pirámide es el Retiro Etérico del maestro ascendido Kinich Ahau, y lugar donde arde la flama dorada de la luz eterna, que representa la incandescencia espiritual del Sol.

Kinich Ahau se representa en los códices mayas con este glifo: 


Sus doce hélices representan las doce frecuencias de vibración que existen en el universo. El 12 nos ofrece el círculo completo de la generación de la creación y nos explica su proceso evolutivo. En el centro hay un rostro solar que representa al +1, al Espíritu, al centro de los centros, la esencia espiritual y verdadera de toda la creación.

Al observar y asimilar este pictograma maya, podemos entrar en comunión con el espíritu Solar de Kinich Ahau en sus tres frecuencias, siempre acompañado con la antigua respiración maya, anteriormente señalada, ambos elementos, visión y respiración se conjugan para ofrecernos una experiencia mística accesible, auténtica e impactante. Con este ejercicio entramos rápidamente en una frecuencia superior de consciencia que nos permite experimentar una sensación de nuestro ser y percibir cómo la pulsación de los átomos solares están trabajando con cada uno de nosotros para restructurar nuestro cuerpo material y sintonizarlo para que sea un receptáculo de la altísima frecuencia espiritual del sol, es decir, realizar un proceso de transformación o transfiguración Crística.


El Supremo Espíritu Solar se ofrece a través de los rayos dorados, los cuales están cargados con fotones lumínicos que traen la memoria original de la creación. A través de la asimilación de los rayos solares-galácticos, somos capaces de reconquistar nuestro cuerpo de luz tal como Dios nos creó desde nuestro santo origen.


viernes, 16 de enero de 2015

Leches Vegetales y su elaboración


      
 Somos parte de una generación que promocionó exhaustivamente los “beneficios” de la leche de vaca; sobre todo como una fuente invaluable de proteínas. Pero también somos la generación que está experimentando los efectos nocivos de la leche de vaca industrializada: desnaturalizada, pasteurizada, deslactosada, con “vitaminas” y “minerales” añadidos, descremada, etc. Las cuales no solamente no son la panacea comercial que nos publicitan; sino por el contrario, son un brebaje químico altamente alergénico, que produce una cantidad de síntomas que afectan la vitalidad del organismo y su sano funcionamiento.

            Enfermedades tales como: el colon irritable, síndrome de fatiga crónica, diarreas crónicas, flatulencias, embotamiento mental, gripes recurrentes  y muchas más, se deben al consumo de lácteos. La proteína aportada por la leche es difícil de digerir y por lo tanto, de un alto costo para la salud.

            La opción sana, natural y por lo tanto, que aporta mayores beneficios es el sustituir la leche de vaca por leches vegetales; de granos, semillas o cereales que contengan un alto valor nutricional y de fácil asimilación por el organismo.

            Realmente el hacer leches vegetales es extraordinariamente fácil, compartiré los principios generales para elaborar este tipo de leches, que lo único que nos piden es un poco de atención para obtener un máximo de beneficios. 
  
PRINCIPIOS GENERALES DE SU ELABORACIÓN
Los sencillos pasos principales casi siempre son los mismos :
Remojar en agua : Las semillas, frutos secos o nueces. Dependiendo del cereal o fruto seco que se trate tiene su tiempo de remojo, por ejemplo: la avena solo unos 30 minutos y el arroz solo 1 hora, el ajonjolí lo remojas solo durante la noche.

Mezclar con agua fría,  o bien,  cocer en agua hirviendo. Algunos solo con el remojo es suficiente y pasan al proceso de ponerles agua y licuarlos, pero los granos como la soya requieren cocción.  

* Licuar perfectamente y  colar  con un lienzo o gasa fina.

* Si quieres tener cubiertas tus necesidades de calcio diarias el alga roja Lithothamnion Calcareum (búscala en herbolarios y establecimientos de dietética). Agregando un 4% de esta alga roja en un litro de leche vegetal, obtendrías en una ración de 250 ml de leche, el 37,5 % del calcio recomendado al día.

* Para hacerlas más grasas, agregar aceites vegetales prensados en frío ( lino, girasol, sésamo, de semillas de cáñamo Hemp).

* Se conservan en refrigeración. 
Estas leches se conservan máximo 48 horas.

LECHE DE ALMENDRAS
* 15 almendras peladas
* Medio litro de agua
1- Remojar las almendras peladas durante 24 horas
2 – Triturar, filtrar y endulzar.
La almendra es una de las semillas oleaginosas más nutritivas y es altamente alcalina. Contiene proteínas de alto valor biológico, minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales. Aporta más calcio que la leche vacuna: 100g de leche de almendras aportan 252mg de calcio. Esta leche es ideal para el sistema nervioso y muy digestiva (no produce fermentaciones). Se aconseja para los niños, deportistas, embarazadas y madres en lactancia.

LECHE DE ARROZ
* Una taza de arroz integral
* Ocho tazas de agua
* 1/4 de una cucharadita de sal
* Lavar y tostar el arroz a fuego mínimo sin nada de aceite hasta que se dore.
* Agregar el agua y cocer 2 horas tapado y a fuego lento.
* Triturar, filtrar y si es necesario endulzar.

LECHE DE ALPISTE
Es importante que sea alpiste para consumo humano (libre de otras semillas o aditivos) Lo ideal es comprarlo en herbolarios ó tiendas naturistas.

1 – Ponemos a remojo cinco cucharadas soperas de alpiste durante toda la noche.

2 -Por la mañana le quitamos el agua y licuamos las semillas.
3 – Añadiremos a las semillas licuadas, un litro de agua hervida y fría, a continuación lo colaremos y ya tenemos lista la leche de alpiste.
Es un potente antioxidante con un alto contenido en proteínas vegetales.Ayuda a reducir el colesterol

LECHE DE COCO
* Un coco
* 1/2 litro de agua
Rompes el coco con un martillo. 
2 – Licuar el agua de coco con la carne del mismo, junto con ½ litro de agua pura.
3 – Colar la leche de coco con un paño o gasa fina.


LECHE DE QUINOA
* Dos cucharadas de quinoa
* una taza y media de agua caliente
1 – Remojar el grano durante 24 horas. Llevar a hervor y cocinar a fuego mínimo 10 minutos.
2 – Licuar, colar y endulzar si es necesario.
Esta leche es utilizada en los países andinos para alimentar a los bebes. No resulta alergénica y es muy alcalina y proteica.


LECHE DE AJONJOLI (sésamo)
* Media taza de semillas de Ajonjoli
* Medio litro de agua
1 – Moler las semillas en un molinillo si es posible y sino. agregarles el agua y licuar bien ambos ingredientes. Dejar macerar 24 horas.
2 – Licuar, filtrar y endulzar.
Las semillas de sésamo son muy ricas en ácidos grasos esenciales, lecitina, minerales y vitaminas. La lecitina es una grasa fosforada y un nutriente de las células cerebrales. La leche de sésamo tiene más calcio que la leche vacuna: 100g de semillas de sésamo sin tostar contienen 1.125mg de calcio, mientras que dos vasos de leche vacuna contienen sólo 500mg.

LECHE DE LINO
* Una taza de semillas de lino
* Un litro de agua
Licuar las semillas y dejar reposando en agua reposar 24 horas
Volver a licuar, filtrar y endulzar al gusto.

LECHE DE AVENA
* Media taza  de avena
* Un litro de agua
* stevia, azúcar moscabado o agave al gusto
* Una pizca de sal
* Una cucharada pequeña de aceite de girasol
*Unas gotitas de vainilla y un poco de canela en polvo.

Instrucciones:
1 – Mezcla la avena con el agua, el aceite de girasol, el azúcar y una pizca de sal.
2 – Sube el fuego hasta que llegue a hervir y luego baja el fuego al mínimo.
3 – Deja cocinando al fuego 4 o 5 minutos. Apaga el fuego, añade la esencia de vainilla y déjala reposar durante 10 minutos.
4 – Licuar, colar y endulzar.
Esta leche favorece el peristaltismo intestinal y actúa como un gel que suaviza las mucosas intestinales. La avena es sedante y relajante del sistema nervioso.





martes, 13 de enero de 2015

ALIMENTOS MARAVILLOSOS

ALIMENTOS MARAVILLOSOS PARA
LA REGENERACIÓN Y REVITALIZACIÓN

Por Venerable Abuela NAH KIN


La elección de los alimentos que conforman nuestra dieta cotidiana no debe de ser un acto inconsciente o una mera reproducción de los hábitos alimenticios familiares; sino más bien, una selección inteligente y consciente de los alimentos que nos ofrecen un excelente aporte nutricional que le permita al cuerpo auto-regenerarse, para mantenerse en un óptimo nivel de vitalidad y prolongar la vida sana y feliz por mucho tiempo.

Los alimentos que proponemos son aquellos que he seleccionado dado su alto valor alimenticio, a la vez de que son fáciles de digerir, naturales y en muchos casos económicos.

Espero que les sirva como una guía, que les permita seleccionar los alimentos que componen su dieta, recordando siempre de presentarlos en una forma agradable a la vista y utilizarlos como ingredientes de deliciosos platillos.

La creatividad en la cocina nos permite tener una experiencia gastronómica extraordinariamente grata a la vez de que nos sentimos muy complacidos por haber elegido ingredientes sanos y nutritivos.

No necesitamos esperar a caer en una enfermedad “grave”, para decidirse a hacer un cambio decisivo con respecto a la manera en que nos alimentamos. Si realizas estos cambios HOY es altamente probable de que tengas una vida llena de fuerza vital que te permita desarrollar tus proyectos, cumplir con tus metas y sentir la felicidad de estar vivo.

Por su puesto que las personas que ya tienen una enfermedad es esencial que entren en una transformación profunda de sus hábitos alimenticios. Cuando un enfermo espera que los medicamentos le regresen la salud, entonces: NO HAY NADA QUE HACER. Porque esta es una falsa expectativa que jamás logrará llevarte a la meta de recuperar tu salud. Esto solo va a suceder cuando asumas con determinación y valentía un cambio autentico en los alimentos que consumas.

A continuación les comparto los alimentos que revolucionan su vida, que tienen la capacidad de sanar a la vez de generar mejores estados de funcionamiento orgánico. Entre más  Alimentos Milagrosos integremos a nuestra nutrición cotidiana más rápidos, profundos y duraderos serán los beneficios que experimentemos.

Agua Pura.-Es imprescindible para la vida. Hidrata, expulsa las toxinas y restauran el balance de las células.
Miel de Abeja.- Tiene propiedades antibacteriales, anti-inflamatorias, antisépticas y calmantes. Es la manifestación liquida de los Códigos Solares. A través de ella, el Espíritu Solar transmite su alta frecuencia, reactivando el patrón energético de nuestro cuerpo y ofreciéndole todos los elementos indispensables para una adecuada regeneración y recodificación. Es importante que tomarla en AYUNAS o entre comidas, pero NUNCA CON LAS COMIDAS, FRUTAS o TÉ.
Algas.- Las algas marinas nos aportan minerales, vitaminas, estimulan el metabolismo y nos depuran por dentro. Son absolutamente remineralizantes. Estimulan el funcionamiento de la glándula tiroides. Son muy alcalinizantes.  Son extremadamente depurativas, limpian la sangre, estimulan el funcionamiento de los riñones e hígado, eliminan las toxinas y reducen la absorción de metales pesados. Regulan la tensión arterial. Mantienen la piel, el cabello y las uñas en un estado muy saludable. Adelgazan y disuelven concentraciones de grasa y depósitos de mucosidades creadas por exceso en el consumo de leche.
Cereales Integrales: el arroz, el trigo, el maíz, el centeno y la avena.- Además de ser ricos en fibra, son alimentos ricos en hidratos de carbono de absorción lenta, con lo que además de saciar nuestro apetito, nos ayuda a controlar el peso al ser útiles para comer menos. Los cereales integrales son ricos en fibra, vitaminas del grupo B, en vitamina E, tianamina, riboflavina, niacina y en minerales como el hierro, zinc, cobre, magnesio, selenio y fósforo.
Arroz Integral.-  Aporta proteínas, que sirven para construir tejidos en el organismo. Además, contiene vitaminas, minerales e hidratos de carbono, que aportan energía. Se podría consumir una ración de arroz de forma diaria y sería sanísimo. Lo mejor es que existen infinidad de maneras de presentación, por lo que nunca nos podremos aburrir de consumirlo. Una buena idea es comerlo con verduras. Arroz con legumbres también es un plato especialmente competo en aminoácidos.
Gluten o Seitán.- Carne vegetal derivada de la harina, que mediante un proceso de elaboración queda únicamente un producto alto en proteínas, bajo en calorías, rico en calcio y minerales. De muy fácil digestión, de sabor suave. Pero no se recomienda su ingestión para celiacos (intolerancia al gluten).
Soya en forma de:
Tofu: Fuente excelente de proteínas, de alta calidad y fácil digestión. Elevado contenido de calcio. Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. También aporta  hierro, fósforo y potasio. Bajo aporte calórico.

Miso: Una pasta de soya fermentada con una textura salada y cremosa  (de uso común en la sopa de miso). Los asiáticos también consumen una dieta rica en soya fermentada, que es el  tipo de soya que ofrece máximo beneficio a la salud.

Salsa de Soya: Que es tradicionalmente hecha mediante la fermentación de la soya, sal y enzimas; tenga cuidado ya que muchas variedades en el mercado hoy en día la hacen artificialmente mediante un proceso químico.

Germinados de frijol mungo (llamado de soya): Los brotes de soja, son más ricos en agua, vitaminas, minerales, enzimas y clorofila que las alubias de soja, lo que lo vuelve más similar a las verduras que a las legumbres. Son de más fácil digestión que las legumbres, por lo que se aconsejan para aquellas personas que no pueden consumir éstas últimas.

Leches Vegetales.- Son un gran sustituto de la leche de vaca. Se elaboran a base de agua e ingredientes vegetales como: las almendras, el arroz, la avena, el coco, soja, avellana, espelta(es una variedad de trigo), ajonjolí, nuez, alpiste, quinoa, semilla de lino. Todas estas leches cuentan con un alto valor nutricional con el beneficio de ser libres de lactosa y colesterol, la gran mayoría tienen un bajo contenido calórico a la vez que son altas en fibra.
Miel de AGAVE.- Endulzante natural orgánico, que se crea a partir de la savia liquida que se obtiene del interior de la penca del agave azul. Es bajo en calorías, disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos e inhibe el crecimiento de bacterias. Rica fuente de vitaminas, hierro, fosforo, proteínas y niacina. Contribuye en la absorción del calcio y el magnesio. Puede ser consumido por diabéticos.
Té verde.- Es un auténtico regalo de la naturaleza, sin lugar a dudas, es sinónimo de salud y longevidad. Trabaja eficientemente como un gran antioxidante. Posee múltiples beneficios para la salud: combate el envejecimiento, fortalece los huesos, fortalece el sistema inmunológico, ayuda a adelgazar entre muchos otros muchos otros.

Stevia.- sustituto natural del azúcar, aporta cero calorías y es un endulzante totalmente seguro y benéfico. Las hojas de stevia contienen sustancias antioxidantes, bactericidas, fungicidas, diuréticas, ayudan a elevar el sistema inmunológico, facilita la digestión, entre otros beneficios.

Sal del Himalaya.-  La sal es esencial para la vida, los cristales de sal del Himalaya tienen 250 millones de años, por lo tanto, es la sal más pura disponible en la tierra, posee eones de luz almacenadas en ellos, trabaja en perfecta armonía con el organismo humano; regulando el contenido de agua del cuerpo, es un potente antihistamínico natural, ayuda al tracto intestinal, un poderoso purificador del organismo, equilibra los niveles de azúcar en la sangre y activa los procesos de regeneración.

Aceite de Olivo Extra Virgen-prensado en frio.-  El tipo de extracción del aceite es el que nos garantiza su óptimo valor nutricional, y por lo tanto, los beneficios que aporta a la salud. Tiene un poderoso efecto antioxidante: vitaminas, especialmente la vitamina E, rico en carotenos y poli fenoles. Es benéfico para la prevención de las enfermedades cardiovasculares, posee un gran poder anti inflamatorio.

Kiwi.-  Contiene mucha vitamina C (casi el doble que la naranja) y antioxidantes. Ayuda al organismo a defenderse de las agresiones externas. Es un guardián. Resulta útil para las dietas de adelgazamiento. A esto se une la fibra que esconde y el ácido fólico,
Nuez.-  Revoluciona el corazón. Una porción diaria ayuda a mejorar el síndrome metabólico, es decir, reduce la grasa del vientre, equilibra el colesterol y la presión arterial, además de los niveles de glucosa. Ojo: no hay que pasarse porque tiene muchas calorías.
Nuez del Brasil.-  Proviene de un árbol silvestre, es rico en proteínas, vitamina E y minerales y es la principal fuente de selenio y magnesio. Por su alta concentración de selenio y grasas, es necesario consumir en pequeñas dosis. Se ha demostrado que el selenio disminuye drásticamente los riesgos de enfermedades de corazón y cáncer. Ayuda a regular la tiroides y a reducir las alergias.

Canela.- De China al universo. Ayuda a metabolizar la glucosa, algo importante para la diabetes.
Manzana.- Sus flavonoides y su quercetina tienen excelentes propiedades antioxidantes, así que previenen enfermedades, entre ellas, algunos tipos de cáncer. Para que sus beneficios lleguen al organismo hay que comerlas con piel, después de lavarlas, eso sí, porque pueden contener residuos de pesticidas.
Espárrago verde.- Esos brotes verdes casi practican la magia: aportan pocas calorías y mucha fibra, minerales (potasio, calcio, magnesio) y vitamina E.
Yogur.-  Protege la flora intestinal, previene diarreas e infecciones. No vale decir que no gusta: hay sabores para dar y tomar.
Tomate.- Los beneficios son incluso mayores cuando se consume en forma de salsa de tomate. Las poblaciones con dietas ricas en verduras disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
Cacao.- Posee una enorme concentración de minerales y vitaminas. Encabeza la lista de alimentos con propiedades antioxidantes, tiene un alto contenido de vitamina C, es una increíble fuente de fibras e incluso serotonina.
Avena.- Cuenta con hidratos de carbono, minerales, oligoelementos, proteínas de alto valor biológico, hierro y fósforo. Recomendada para diabéticos.
Ajo.- Tiene la reputación de tener muchos beneficios, desde el resfriado común hasta la fiebre tifoidea. Los estudios han demostrado que el ajo tiene un poderoso efecto antioxidante y se ha utilizado ampliamente en la medicina herbal para proteger el cuerpo contra los efectos dañinos de los radicales libres.
Cebolla Morada.-  Hoy se sabe que la quercetina protege las células. La cocción de la cebolla destruye sus nutrientes, así que siempre se debe comer cruda.
Frutos rojos.- Son antioxidantes, tienen pocas calorías, fibra y propiedades diuréticas y laxantes. Además, fortalecen las defensas.
Aceite de oliva virgen.-  Rico en vitamina E y los antioxidantes del grupo de los polifenoles. La grasa monoinsaturada previene la arteriosclerosis, no eleva el colesterol malo (LDL) y limpia las arterias. Últimamente se han descubierto beneficios en el desarrollo del cerebro: retrasa la demencia y aumenta la memoria. Al tomarlo crudo es como más vitaminas aporta.
 Semillas Germinadas.- Las semillas germinadas tienen propiedades nutricionales superiores a las de las secas: su contenido de vitaminas, minerales, oligoelementos y enzimas pueden multiplicarse por varias centenas durante la germinación. Es un alimento pre-digerido, ya que aporta aminoácidos directamente al organismo.
Semillas: de Ajonjolí,  pepita de calabaza, pepita de girasol y linaza.- Encabezan la lista de alimentos saludables. Ricas en carbohidratos, aminoácidos, grasas benéficas, vitamina B, C, D, E, y K; alto contenido en minerales como: calcio, potasio, fosforo, zinc, hierro y niacina.

Quínoa.- es una semilla que se consume como un cereal, gran fuente de proteínas y de ácidos omega 6 y omega 3. Posee un alto índice glucémico, ayuda a controlar los niveles de colesterol en la sangre. Es un alimento muy valioso que presenta buena cantidad de minerales, hidratos complejos y proteínas
Vinagre de Manzana.- Contiene potasio, pectina, ácido málico, calcio, ceniza; estos componentes son benéficos para nuestro organismo. Es muy bueno tomar una gran cucharada de vinagre en ayunas. Además de mejorar el sabor en ensaladas.
Espinaca.- Vitaminas, minerales y pequeñas cantidades de calcio y hierro.